Los profesos agustinos recoletos han recibido en las últimas semanas las jornadas de formación que cada año tienen lugar en el Monasterio de San Millán de la Cogolla. El agustino recoleto David Gaspar cuenta la experiencia en primera persona

Formarnos para atender mejor nuestro apostolado

Un año nuevo comienza en nuestras vidas como religiosos en formación, y como todos los años tenemos la oportunidad de recibir formación propia de la mano de nuestros frailes que disponen de su tiempo y esfuerzo para transmitirnos una enseñanza que nos ayude cada día mas en nuestro proceso formativo. Es por eso que desde el 7 al 17 de agosto estuvimos reunidos en el monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla (España) los religiosos que estamos en la etapa de teología con motivo de recibir estas jornadas formativas.

Este año estuvo toda encaminada a un pilar fundamental para todo agustino recoleto: el apostolado. Durante la primera semana nos acompañó Enrique Eguiarte para darnos contexto agustiniano de este pilar, y lo hizo bajo la figura de Agustín pastor, en el cual pudimos observar como una persona que quería vivir monásticamente entregado totalmente al estudio de la palabra de Dios y la contemplación, pasa a ser un obispo con un celo tan grande de los cristianos de Hipona y como desde su sencillez atiende a la necesidades que se presentaban, no solo de cristianos, sino además de judíos que se acercaban.

Luego de ver la figura de Agustín pastor, durante la segunda semana nos centramos en el trabajo pastoral de la Orden, guiados por Fr. Miguel Ángel Hernández conocimos diferentes aspectos y características que todo religiosos debe tener en su trabajo pastoral, ya sea misionero, escolar o parroquial, con la dinámica de debates y acompañados de distintos textos entre ellos el ideario pastoral agustino recoletos comenzamos a armar el puzle que se nos iba presentado. Además de la formación tuvimos la oportunidad de participar en la visita nocturna que se realiza en el monasterio los días sábados. Esto fue algo épico el ver todo el monasterio alumbrado con luces de velas y caminar por sus pasillos en silencio escuchando el canto gregoriano, te transporta a esa época en el que el monasterio debió tener una cantidad impresionante de monjes.

Los sábados teníamos la oportunidad de salir de paseo y en esta oportunidad tuvimos el gusto de conocer dos ciudades, Bilbao y Loyola, fue algo único conocer dos contrastes diferentes entre una ciudad muy industrial y otra con muchos paisajes, entre sus santuarios y sus calles íbamos compartiendo nuestra vida, contando anécdotas, chistes y cualquier conversación que saliera en el momento, fue un momento grande de alegría el volver a ver los rostros de los hermanos que teníamos tiempo sin ver. Damos gracias a Dios por estas semanas de formación y por los hermanos con los que tuvimos la oportunidad de compartir, podemos decir con el salmo que hemos visto la dulzura y la delicia que es el compartir juntos con los hermanos.

Por David Gaspar, agustino recoleto

El Secretariado general de Espiritualidad y Formación (SGEF), organizó el Curso de preparación próxima especial para la Profesión Solemne, se realiza en España, en dos casas de la Orden: del 15 de julio al 11 de agosto en Monachil, Granada y del 12 al 25 de agosto en Marcilla, Navarra. El equipo responsable: Fr. Francisco Javier Monroy, Presidente del SGEF; Fr. Juan Pablo Martínez Peláez, Presidente del Secretariado de Vocaciones y Juventud y Fr. Joseph Kenneth Onda, Maestro de profesos de Filipinas. Por la provincia la Candelaria se encuentran los Frailes: Edgar Alexis Sáenz Fino, Jeison Javier Barrios Simancas, Gilberto AndrésAguilera Romero y Camilo Rincón Meta.¡Les deseamos buena experiencia para todos!

La incorporación definitiva a la Orden de Agustinos Recoletos se realiza en la profesión solemne, compromiso por el que “los hermanos se esfuerzan por conseguir una misma meta: la perfección evangélica” (Const. OAR, 35) por medio los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia. No obstante, ya desde el inicio del noviciado y tras la profesión simple, se establece un vínculo con la Orden, siendo considerados como parte de la familia. Es algo que se destaca de forma especial en el rito de la profesión cuando, tras emitir los votos, se entrega el hábito, las Constituciones y se recibe a los nuevos profesos en la comunidad con un abrazo fraterno. Durante el mes de agosto 26 jóvenes procedentes de Brasil, México, Argentina, España, Venezuela, Honduras y Perú inician nuevas etapas formativas en el noviciado o como profesos.

El noviciado de Monteagudo es una de las tres comunidades designadas en la Orden como casas noviciado. Las otras dos están en Filipinas y Colombia. Son comunidades donde la prioridad es la formación de los candidatos a ingresar en la Orden, potenciando el clima de oración, comunidad, discernimiento, interioridad y formación. El pasado 4 de agosto concluían su experiencia en Monteagudo 16 novicios que hacían su profesión simple en una celebración a la que asistieron numerosos religiosos y religiosas, familiares y amigos cercanos. La Eucaristía estuvo presidida por Mons. Ángel San Casimiro Fernández, obispo emérito de Alajuela (Costa Rica), acompañado por Mons. Fortunato Pablo Urcey, obispo de Chota (Perú), el Prior general de la Orden, Miguel Miró Miró, priores provinciales y otros religiosos de comunidades de España. Pocos días antes, 10 novicios se incorporaban a la comunidad de Monteagudo para iniciar la rica e intensa experiencia que supone el noviciado.

El Prior general fue el encargado de dirigir las palabras durante la homilía en la ceremonia de la profesión. Destacó que, para la Orden, era un día de fiesta en el que se acogía a 16 jóvenes que querían configurar su vida con Cristo desde la espiritualidad agustino recoleta. “El Señor los ha llamado por su propio nombre. El Señor ha ido conduciendo su vida. Han vivido una experiencia de vida con Jesús durante el tiempo de noviciado.” Miguel Miró señaló, también, algunas pautas para los nuevos profesos: “La humildad es la forma de vivir la vida religiosa. Como religiosos, no podemos seguir encerrados en nuestros propios intereses sino que hay que buscar los intereses de los demás. Para San Agustín es más importante lo común que lo propio”.

Tras la homilía, la celebración continúa con el rito propio de la profesión simple. La fórmula de la profesión en la Orden de Agustinos Recoletos comienza con la invocación a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, y la petición de intercesión a la Virgen María y a San Agustín: “En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. Yo, Fr. N. N., apoyado en la gracia del Espíritu Santo y en la intercesión de la bienaventurada Virgen María y de nuestro Padre san Agustín, estoy dispuesto a servir a solo Dios, con el propósito filial de consagrarme a Él más íntimamente, y de seguir a Cristo más de cerca. Y ante los hermanos aquí presentes, y ante ti, Fr. Miguel Miró Miró, prior general de la Orden de Agustinos Recoletos, emito mi profesión simple de los consejos evangélicos en la vida común, y por un tiempo de (la primera profesión se puede decidir hacer por uno, dos, o tres años) prometo a Dios, a quien amo sobre todas las cosas, castidad, pobreza y obediencia, según el propósito y la Regla de san Agustín y las Constituciones de nuestra Orden. Y, a fin de buscar con empeño la caridad perfecta, sirviendo a Dios y a la Iglesia en comunidad de hermanos, me entrego de todo corazón a esta familia, hasta hacernos todos nosotros una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios.”

A partir de ahora, los 16 nuevos profesos continuarán su formación con estudios de Teología en las diversas comunidades de formación de la Orden. Serán pasados tres años cuando, contando con la aprobación del equipo de formación, podrán solicitar su incorporación definitiva a la Orden por medio de la profesión solemne. Precisamente es ese el momento en que se encuentran otros 16 profesos simples que, durante este mes de agosto, están realizando el curso de preparación para la profesión solemne. Proceden de Filipinas, Perú, Brasil, México, España, Venezuela y EE.UU. Son religiosos que están ya realizando diversas experiencias pastorales en diferentes países y que, en los próximos meses, realizarán su profesión solemne.

El 4 de agosto a las 10 a.m. fue la ORDENACIÓN SACERDOTAL de Fray JHON FREDY REYES CAMPO, sobrino de Fray Felipe Campo Sepúlveda, en la Parroquia San Nicolás de Tolentino, Medellínde manos de Monseñor Edgar Aristizábal Quintero, Obispo de la Diócesis de Yopal, Casanare. ¡Gracias por acompañarnos!

 

El sábado 4 de agosto será un día especial para toda la Orden y, en especial, para 16 novicios agustinos recoletos que harán su profesión simple. Concluyen la experiencia de un año que comprende el tiempo de noviciado: una oportunidad para conocer más de cerca la vocación y el estilo de vida agustino recoleto, estudiar la historia y espiritualidad de la Orden y, sobre todo, para tener un encuentro profundo con Dios que les ha permitido discernir qué quiere para sus vidas. La celebración, que comenzará a las 5 de la tarde en Monteagudo, estará presidida por el Prior general, Fr. Miguel Miró y se espera la presencia de varios priores provinciales y otros religiosos y religiosas de comunidades cercanas y de diversas ciudades españolas. Acompañando a los novicios estarán, también, algunos familiares y amigos que se podrán desplazar hasta la iglesia de la Virgen del Camino del convento de Monteagudo.

profesion_espanol_1.jpg

No obstante, serán muchas las personas que no puedan hacerse presentes en la celebración. Por ello, desde hace algún tiempo la Comisión de comunicación de la Orden ha contemplado las diversas opciones para retransmitir la ceremonia en directo por Internet. La opción que ofrece más facilidad de acceso para todas aquellas personas que quieran asistir a la profesión vía Internet es Facebook Live. Por tanto, desde minutos antes de las 5 de la tarde del sábado 4 de julio será posible conectar en directo con la iglesia del convento de Monteagudo y seguir en directo la celebración. Para ello, sólo será necesario acceder a la página de Facebook de la Orden de Agustinos Recoletos. A todos aquellos seguidores de la página se les remitirá una notificación del inicio de la emisión en el momento en que comiencen a retransmitir.

 

profesion_espanol_2.jpg

Antonio Carrón, consejero general al frente de la Comisión de Comunicación, indicaba recientemente que “no será la primera ocasión en que eventos de la Orden en diferentes países se han retransmitido en directo por Internet. Ya en el reciente capítulo de la Provincia San Ezequiel Moreno o en ceremonias de la Virgen del Carmen en Manila pudieron seguirse diversos momentos desde cualquier parte del mundo. La Comisión de comunicación de la Orden abre, con ello, una nueva posibilidad de acercar a muchas más personas momentos destacados de la vida de la familia agustino recoleta. Se trata, también, de nuevas formas de ser creadores de comunión.”

 

 

 

16 jóvenes religiosos agustinos recoletos realizan desde este lunes el curso de preparación para la Profesión solemne. Hasta el 25 de agosto recibirán formación en las distintas áreas de la espiritualidad agustino recoleta

Según marca el punto 233 de las Constituciones de la Orden de Agustinos Recoletos, los profesos que deseen realizar la Profesión solemne de sus votos deben realizar previamente un mes de formación. Es lo que están haciendo desde este lunes 16 agustinos recoletos que próximamente se entregarán definitiva a Cristo. En el Convento de Nuestra Señora del Buen Consejo, en Monachil (Granada, España), los jóvenes profesos recibirán formación hasta el próximo 25 de agosto. Procedentes de ocho países distintos, los 16 agustinos recoletos de todo el mundo profundizarán en distintas áreas de la espiritualidad agustino recoleta. El objetivo que tiene el curso de preparación para la Profesión solemne es que los aspirantes elaboren el proyecto de vida a lo largo de seis semanas, acompañados por uno de los coordinadores con los que compartirán la internalización personal de los temas y la elaboración de su proyecto de vida. Para ello, el Secretariado de Espiritualidad y Formación, que organiza este momento clave en la etapa formativa de los Agustinos Recoletos, ha preparado múltiples contenidos relacionados con la vocación religiosa y agustino recoleta: Amor y castidad; humildad, libertad y pobreza; servicio, disponibilidad y obediencia; sabiduría de la interioridad; sabiduría de la comunidad; sabiduría de la eclesialidad; y Palabra de Dios.

Asimismo, recibirán formación sobre medios de comunicación social, la labor social de la Orden de Agustinos Recoletos y la RedCEAR. El Secretariado plantea además dos momentos importantes en estas seis semanas: el Camino de Santiago que los miembros del curso de Profesión solemne realizarán del 11 al 17 de agosto, y los ejercicios espiritualidad que dirigirá el agustino recoleto Carlos María Domínguez, Prior provincial de Santo Tomás de Villanueva, y que pondrá punto y final a estos ejercicios. El equipo coordinador del curso lo conforman el Consejero general de Formación y Espiritualidad, Francisco Javier Monroy; el Consejero general de Vocaciones y Juventud, Juan Pablo Martínez; y el agustino recoleto Kenneth Onda. Asimismo, facilitarán los ejercicios los agustinos recoletos Antonio Carrón, Enrique Gómez y Hugo Sánchez. Todos ellos acompañarán a los jóvenes agustinos recoletos en su formación final antes de entregar su proyecto de vida a Cristo.

profesion-solemne.jpg

Tres partes conforman el sencillo hábito de los Agustinos Recoletos de color negro. Cada pieza tiene un significado concreto. Antiguamente era la única ropa que tenían los religiosos

Es característico ver a los frailes agustinos recoletos en cualquiera de sus ministerios vestidos con su hábito: negro, corto y sencillo. El de los Agustinos Recoletos, como el del resto de órdenes religiosas, está lleno de significado, relacionado principalmente con el origen de la Recolección agustiniana. Y es que los primeros religiosos agustinos que, en el seno de la Orden de San Agustín, decidieron vivir el carisma agustiniano con más intensidad, comenzaron a vestir un hábito similar aunque con varios detalles que lo diferencian. Es lo que la actual Orden de Agustinos Recoletos ha heredado como su vestimenta.

Los religiosos recoletos visten un hábito que consta de tres partes: una capilla, símbolo de la obediencia; una túnica, que representa la pobreza; y la correa, que simboliza la castidad. Los tres votos que realizan los frailes en su profesión están presentes en el hábito, que se diferencia del agustino en tres detalles: la capilla de los Agustinos Recoletos es más corta -la de los Agustinos llega hasta el viente-; las mangas son más estrechas que el hábito originario; y la correa de los religiosos agustinos recoletos cae en el centro, a diferencia que los Agustinos, quienes se colocan la correa en el lado izquierdo.

La familia agustiniana y el color negro

El color tiene su explicación en el origen de la familia agustiniana. “Cuando empieza el movimiento de creación de la familia agustiniana -el Papa Alejandro IV en el 1256 otorgó la bula Liceo Ecclesiae Catholicae- hay otras órdenes con otros colores. Para distinguirnos de los canónigos regulares y su color blanco; de los ermitaños y el gris; o de los franciscanos y el marrón y gris, se determina que la familia agustiniana utilice el color negro y se ciña el hábito con una correa negra”, explica el agustino recoleto Enrique Eguiarte.

¿Por qué la correa? “Dentro de la historia -explica el historiador y agustinólogo- hay una leyenda en la que se cree que la Santísima Virgen María se aparece a San Agustín y Santa Mónica y les da su correa para garantizar la protección de la Orden. De hecho se le llama la correa de la Virgen de la Consolación”.

… y el blanco

Además del color negro, es frecuente ver a los religiosos agustinos recoletos vestidos con el hábito de color blanco. “A partir del siglo XIX, los Agustinos Recoletos pidieron permiso a la Santa Sede para que los misioneros que iban a los países donde hacer mucha calor, pudieran llevar un hábito más fresco de color blanco. Hacia mediados del siglo XIX se autoriza que haya un hábito blanco”. El hábito de color blanco se sigue utilizando actualmente. En países de Sudamérica, África y Asia, los agustinos recoletos pueden utilizar el hábito en negro o en blanco, siempre con el mismo corte y característica que el color oscuro.

El uso del hábito en el siglo XXI

Antiguamente, según afirma Eguiarte, el hábito era la única ropa del fraile. Siempre vestían de la misma forma, lo que les hacía característicos y reconocibles al salir a la calle. No obstante, el Concilio Vaticano II permitirá a los religiosos relegar el uso del hábito y utilizar otras vestimentas más comunes. “Nosotros dentro de la Orden fundamentalmente lo utilizamos en aquellos actos comunitarios”, explica Enrique Eguiarte. “El momento en el que nos reunimos generalmente para rezar, especialmente en los conventos o en las grandes comunidades; y en los momentos de grandes asambleas o reuniones. En el culto litúrgico, cuando tenemos que estar presentes en la capilla o en la iglesia, nos gusta tener el hábito para dar una identidad al apostolado que realizamos”.  

 
 
 
 
 
 

El 4 de agosto a las 10 a.m. será la ORDENACIÓN SACERDOTAL de Fray JHON FREDY REYES CAMPO, sobrino de Fray Felipe Campo Sepúlveda, en la Parroquia San Nicolás de Tolentino, Medellín de manos de Monseñor Edgar Aristizábal Quintero, Obispo de la Diócesis de Yopal, Casanare. ¡Cordial invitación para todos!

Del 2 al 5 de julio en la casa de formación del teologado, Bogotá, en intersemestrales el Padre Luis Humberto Silva Silva, trabajó el curso de Teología Moral fundamental y concluyó compartiendo la celebración Eucarística con nuestros formandos.

 

Hoy 3 de julio, Fray ENRIQUE GÓMEZ GARCÍA religioso de la provincia San José, llegará procedente de España para orientar un curso sobre CARISMA Y CONSTITUCIONES a los Novicios durante 3 semanas en el Desierto de la Candelaria.¡Bienvenido y gracias por tu trabajo!