Por la gracia de Dios y el trabajo de tantas personas: profesionales, docentes, alumnos y los rectores: Fr. Albeiro Arenas, Fr. Uriel Patiño, Fr. Jairo Soto, Fr. Calos Villabona y Fr. Enrique Arenas, el miércoles 20 de febrero la Universitaria Agustiniana, cumplió 10 AÑOS de labores educativas, damos gracias al Buen Pastor celebrando la Santísima Eucaristía, presidida por Monseñor Fray Alejandro Castaño Arbeláez, en la Parroquia san Agustín, Fontibón. Posteriormente se llevó a cabo un brindis. ¡En buena hora!

 

 

El pasado lunes 18 de Febrero se realizó la firma protocolaria del Convenio suscrito entrela Orden de Agustinos Recoletos y la Universidad EAN, para la Instalación del Sistema Solar Fotovoltaico de la Uniagustiniana, aproximadamente 550 paneles solares, el más grande en Bogotá y el segundo en el país. Al evento asistieron las Directivas de la EAN, de la Provincia de la Candelaria y las Directivas de la Uniagustiniana, algunos Frailes, ingenieros, arquitectos (as), fotógrafos y medios de comunicación de las instituciones. Se espera tener el sistema en total funcionamiento en el mes de Diciembre de 2019.

Por la gracia de Dios, mañana miércoles 20 de febrero la Universidad Agustiniana, cumple 10 AÑOS de labores educativas, damos gracias al Buen Pastor celebrando la Santísima Eucaristía, en la Parroquia san Agustín, Fontibón, a las 10 a.m. y posteriormente se llevará a cabo un brindis. ¡Todos cordialmente invitados!

 

Invitacion 10 años Uniagustiniana 2.jpg

 

 

 

 

FELICITAMOS Y ORAMOS por el éxito de este otro proyecto en beneficio de la santa humanidad y particularmente de nuestras juventudes, en Kankintú.

 

 

El pasado 28 de agosto en la fiesta de Nuestro Padre San Agustín, el colegio AGUSTINIANO NORTE inició la celebración de las Bodas de Oro, la cual se reinició hoy 2 de febrero y se hará durante todo el año, pues un día como hoy de 1969, el colegio inicia su labor educativa.

 

 

El Aula Agustiniana de Educación celebró una nueva edición en Madrid reflexionando el acompañamiento que debe realizar el maestro como referente de los jóvenes

Los más de 200 profesores agustinianos que participaron en la vigésimo sexta edición del Aula Agustiniana de Educación concluyeron las dos jornadas de reflexión y formación especialmente motivados. Los maestros han salido con un cometido claro desde el día siguiente: ser acompañantes de sus alumnos y familias, de sus compañeros, de sus directivos…

El arte de acompañar era el tema de la XXVI Aula Agustiniana que ha reunido en el Colegio San Agustín de Madrid a los centros educativos de Agustinos, Agustinos Recoletos, Agustinas Misioneras, Agustinas Hermanas del Amparo y Misioneras Agustinas Recoletas. El acompañamiento del docente ha sido abordado desde distintos puntos de vista: con una visión agustiniana, bajo el método del coaching y desde los alumnos que deben ser acompañados.

Desde el carisma de San Agustín, el acompañamiento es sinónimo de empatía. El obispo de Hipona ya acompañaba durante su labor como docente. Para él, según explicó el agustino recoleto Enrique Eguiarte, el acompañamiento se debe hacer en lo intelectual y en lo espiritual. “Para San Agustín lo importante no es solo la ciencia y los conocimientos humanos; sino también la sabiduría, aquello que atañe al Reino de los Cielos”, indicó Eguiarte. El amor también debe estar presente en este proceso, para premiar e incluso para castigar al alumno desde el amor.

dsc04982dsc04995dsc05049dsc05064

Acompañar, un desafío para la escuela agustiniana

El coaching se ha extendido cada vez más en el ámbito educativo, aunque es algo más simple. El coaching realista, sobre lo que habló en su ponencia Carlos Melero, es parte del proceso de acompañamiento, que no es “ni animar al alumno, ni explicarle lo que debe hacer”. “Acompañar al alumno es ponerse al lado de él y descubrir con él”, indicó. Y es que muchas veces el profesor interpreta los problemas del alumno según su experiencia, “y eso es un obstáculo”.

Ante esto surge una duda: ¿cómo ser acompañantes de jóvenes tan distintos? En la etapa de los ‘instagramers’ e ‘influencers’, Óscar Alonso indico en la última conferencia que “nos jugamos nuestro lugar en el mundo de la educación en cómo tratemos a las personas, en cómo acompañamos sus procesos vitales”. Un acompañamiento para todos, compañeros y directivos ante todo, y con el Evangelio como principal guía. “La figura de Jesús como compañero del camino debe ser lo primero”, dijo.

En el Aula Agustiniana de Educación hubo hasta drones. El colegio Alcudia de Baleares presentó su experiencia con la construcción y pilotaje de drones en las aulas como método multidisciplinar. El Colegio Agustiniano de Madrid explicó cómo ha implantado las matemáticas en su centro según el método Singapur. Los colegios Inmaculada Concepción de Gavà, Santa Rita de Palencia y San Agustín de Madrid explicaron otras de las experiencias positivas en sus centros.

El Aula Agustiniana de Educación se ha adaptado a los retos de la educación en 2019. Acompañar a los alumnos es uno de los desafíos de los docentes agustinianos hoy: ser referentes para los jóvenes formándoles como profesionales y como personas.

 

 

 

 

El miércoles 30 de enero, estuvieron de visita en el Claustro del Templo de la Candelaria, Bogotá, antiguo Colegio San Nicolás “centro”, calle 11 # 3 – 18, Fray Albeiro Arenas Molina, Prior Provincial; Fray Jorge Chaparro Caro, ecónomo Provincial, la Ingeniera Milena Curtidor, el Embajador de España, el Director de Relaciones culturales y el arquitecto de la Embajada, con el fin de continuar con las conversaciones con la AECID – Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo - y estudiar el proyecto de un futuro centro cultural.

 

El Aula Agustiniana de Educación celebrar su vigésimo sexta edición en Madrid reflexionando sobre el papel del maestro como acompañante, siguiendo las directrices de San Agustín. Colegios agustinianos de España participarán en este reconocido simposio educativo

El Aula Agustiniana de Educación continúa una edición más tras celebrar el pasado año su 25º aniversario. En su vigésimo sexta edición, el encuentro, organizado por la Federación Agustiniana Española, reunirá en el Colegio San Agustín de Madrid a todos los centros educativos de Agustinos, Agustinos Recoletos, Agustinas Misioneras, Agustinas Hermanas del Amparo y Misioneras Agustinas Recoletas en España. En esta ocasión será el acompañamiento del profesor al alumno el tema central del congreso de educación agustiniana, que tendrá lugar los días 2 y 3 de febrero.

Concretamente el tema del Aula Agustiniana de Educación será ‘El arte de educar en la escuela agustiniana’. Servir de guía para los alumnos del siglo XXI, núcleos del cambio de la sociedad, es uno de los retos de los maestros agustinianos. Para ello tres expertos tratarán el asunto desde distintos puntos de vista. Abrirá el encuentro el agustino recoleto Enrique Eguiarte, quien abordará la empatía del maestro con el alumno según San Agustín. Eguiarte, gran conocedor de la obra del Obispo de Hipona, explicará su doctrina sobre el acompañamiento del profesor, debiendo ser referente para el alumno.

Carlos Melero es uno de los coach más reconocidos en España. Él será quien realice la segunda ponencia del encuentro. Melero hablará sobre la búsqueda de la empatía del alumno en una charla titulada ‘Promover el autoconocimiento del alumno utilizando el coaching realista’. Será antes de que se pongan en común algunas de las prácticas que están dando buenos resultados en los colegios agustinianos de España. El Colegio Inmaculada Concepción de Gavá explicará su proyecto de interioridad; el Colegio Santa Rita, en Palencia, dará a conocer su experiencia con el proyecto titulado ‘Las aventura de Juglarín’; el Colegio Alcudia, en Baleares, explicará cómo han comenzado el trabajo con drones en el aula; el Colegio Agustiniano de Madrid comentará sus matemáticas, siguiendo el ‘método Singapur’; y el Colegio San Agustín de Madrid presentará su campaña ‘Positive thinking’.

El Aula Agustiniana de Educación concluirá el domingo 3 de febrero con la ponencia de Óscar Alonso, teólogo, pedagogo y filósofo. En el siglo XXI, es necesario ser acompañantes. Por eso, la ponencia de Alonso se titula ‘Entre influencers, youtubers e instagramers… acompañantes’.

La principal novedad de la vigésimo sexta edición del Aula Agustiniana de Educación está en los teléfonos móviles. Por primera vez el programa no estará disponible en papel sino que se deberá consultar en una aplicación móvil para Android e iOs. En la misma también estarán disponibles otros recursos y materiales para seguir intensamente el encuentro de la escuela agustiniana de España.

 

 

El Colegio AGUSTINIANO PALMIRA participó en octubre de 2017, en las pruebas Pisa For School, obteniendo el 4° lugar a nivel nacional en lectura crítica, de los colegios que presentaron las pruebas y posicionándose entre los 10 mejores colegios privados a nivel internacional, de aquellos que tienen convenio con la Fundación Merani a nivel nacional. Por ser una medición internacional hasta este momento se presentan los resultados.

Para ver más información sobre el Colegio dar click aquí.

 

Se necesita de la educación para conseguir el cambio de la sociedad que queremos. El agustino recoleto Antonio Carrón escribe en este artículo sobre la necesidad de que la Iglesia apueste fuertemente por la educación

Desde hace algunos años, especialmente a partir de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium hablamos mucho de la necesidad de una Iglesia en salida. Poco antes de ser elegido Papa, el entonces Cardenal Bergoglio decía: “La Iglesia debe salir de sí misma, rumbo a las periferias existenciales. Una Iglesia auto-referencial amarra a Jesucristo dentro de sí y no lo deja salir. Es una Iglesia mundana que vive para sí misma.” (Discurso a los cardenales del 9 de marzo de 2013). La salida al encuentro de los “pobres clásicos” y de los “nuevos pobres”, la presencia en las encrucijadas de las nuevas periferias existenciales de la humanidad, la necesidad de salir del ensimismamiento para compartir y crecer con el otro… todo aquello que, de una u otra forma, es silenciado por nuestro mundo, por nuestra sociedad, donde lo prioritario es el tener y el aparentar, importando sólo lo que a mí me ocurra, pero olvidándonos del otro y, por supuesto, del Otro. En definitiva, una sociedad masificada e individualista. Todo ello, está pendiente de una respuesta por nuestra parte. Todo ello necesita de un nuevo arranque que impulse nuestras vidas.

Ya estamos viendo lo que se deriva de un mundo egoísta, ensimismado, y relativista que se ha olvidado de Dios. Por ello, es necesario volver a engrasar los motores del cambio hacia la humanización del ser humano (tantas veces cosificado), hacia los Derechos Fundamentales de toda persona, hacia el cuidado de los más vulnerables, hacia el respeto de la creación que se nos ha dado, hacia el futuro que vamos a dejar a los que vienen detrás de nosotros, hacia el cultivo de la espiritualidad, hacia el hombre interior del que, con entusiasmo, hablara san Agustín.

Para ello, el motor de cambio fundamental ha de ser la educación, una educación en salida que promueva la construcción de nuestro mundo plural, donde el educador sea testigo creíble de la verdad, que promueva el espíritu crítico de sus alumnos y no se limite a ser un mero transmisor de conocimientos.  Tal y como dijo recientemente Angelo Vincenzo Zani, arzobispo secretario de la Congregación para la Educación Católica, “la educación no puede estar en función del sistema, es un motor de cambio de transformación del sistema, al servicio de la comunidad.” […] “La educación cumple su objetivo si logra formar personas que caminan juntas en el sendero del encuentro. De esta manera se crece en humanidad, en inteligencia y en valores”.

Gran parte del concepto de educación que tenemos hoy en occidente se lo debemos a la Iglesia Católica. Fue en las abadías, en las catedrales y, posteriormente, en las universidades y escuelas parroquiales donde la educación, tal como la entendemos hoy, cobró forma, se desarrolló y, progresivamente, se fue haciendo accesible a más y más personas. Y es hoy, en un momento en que la Iglesia es cuestionada por tantos escándalos de diversos tipos, en un momento en que la crisis vocacional hace que se tambaleen estructuras centenarias, en un momento en que no es fácil proclamar la fe en la vida pública, cuando los cristianos tenemos que alimentar este motor de cambio. Y, como decíamos, no cabe duda que la primera marcha de este motor es la educación, una educación en salida, una educación para la vida, una educación al encuentro del otro, una educación encarnada, una educación que ofrezca respuestas a los retos de hoy, una educación humana que alimente la mente y el corazón.

El reto es grande y tiene muchos actores implicados: familias, instituciones educativas, docentes y sociedad en general. La educación católica no es enemiga y, en nuestro mundo de hoy, está llamada a ser motor de cambio desde los principios evangélicos del amor, la verdad, la fraternidad, la solidaridad, el perdón, el esfuerzo y la alegría de vivir. Necesitamos que la educación católica se despoje de sus complejos, que potencie este cambio y que ofrezca al mundo lo mejor que tiene: Jesucristo, Camino, Verdad y Vida. 

Antonio Carrón de la Torre OAR