El Prior provincial de Santo Tomás de Villanueva, Miguel Ángel Hernández, explica la realidad de su Provincia tras el proceso de reestructuración llevado a cabo en la Orden de Agustinos Recoletos.

 

 

La Provincia Nuestra Señora de la Candelaria y las familias Durán Barreto, Aguilera Romero y Barrios Alcalá tienen la alegría de invitarlo(s) a la PROFESIÓN SOLEMNE de:

- FRAY INGEMAR DARÍO DURÁN BARRETO

- FRAY ANDRÉS AGUILERA ROMERO

- FRAY JEISON JAVIER BARRIOS SIMANCAS

Sábado 17 de Agosto de 2019

Templo nuestra señora de la Candelaria

Calle 11 #3 -86 Bogota D.C.

3:00 p.m. 

Tarjeta Solemne - copia.jpg

 

 

Por la reunión del secretariado de apostolado en el mes de junio, en la curia provincial, tuvimos la satisfacción de conocer y compartir con Fray TOMÁS ARBIZU ECHÁVARRI, quien nació el 7 de marzo de 1943 en Cirauqui, Navarra, España y lleva 44 años trabajando en las misiones de Panamá, inició sus labores apostólicas y misioneras en la parroquia SAN AGUSTÍN, KANKINTÚ, ahora trabaja en la parroquia Santa Isabel de Hungría, Changuinola. ¡Fray Tomás: gracias por tú testimonio misionero de toda tu vida, como Fraile agustino recoleto!

¡TOTAL MISIONERO!.jpeg

El Prior provincial de San Nicolás de Tolentino, Sergio Sánchez, explica la realidad de su Provincia tras el proceso de reestructuración llevado a cabo en la Orden de Agustinos Recoletos.

 

 

 

El prior General Fray Miguel Miró Miró, convocó al ecónomo general, Fray José Ramón Pérez, a los miembros del Consejo Económico y de Patrimonio de la Orden y a los ecónomos provinciales, a un encuentro conjunto que tendrá lugar en Roma, en la Curia General, del 15 al 19 de julio. Por parte de la Provincia participarán los Frailes JAVIER GONZÁLEZ VELÁSQUEZ y JORGE CHAPARRO CARO. Una vez culminada la reunión partirán a España para realizar una fraterna visita a las Comunidades Locales.

 

Del 13 de junio al 1 de agosto, Fray VALERIO BAINES SANZ, viajó a España para disfrutar de su tiempo de vacaciones y acompañar a Fray Pedro Rivas Duran en las visitas que el secretariado de apostolado viene realizando a las comunidades locales.

 

Del 25 al 27 de Junio, el Papa Francisco convocó a reunión en el Vaticano al Consejo de Cardenales, que lo asesora en la reforma de la Curia Romana y del gobierno de la Iglesia universal, para trabajar en la próxima Constitución Apostólica sobre la Curia Romana, que tiene por título provisional: “Praedicate evangelium”.

 

La Comisión de Apostolado Social de la Orden de Agustinos Recoletos estableció los ejes y guías para la labor social en su última reunión en Roma. El cuidado del medioambiente o la ampliación y unificación de la acción por los necesitados son algunas de las líneas a seguir.

La misión y la acción social con los más necesitados han sido prioridades para los Agustinos Recoletos desde los inicios de la Recolección. Con la revitalización del carisma y la reestructuración en el mundo, esta labor tiene aún más importancia dentro de la misión de la Orden. Así lo acordó la Comisión de Apostolado Social en su última reunión celebrada el 25 de junio en Roma: “Las comunidades de Agustinos Recoletos necesitan una conciencia social”. Los religiosos agustinos recoletos deben incluir la caridad con los necesitados entre sus prioridades de vida.

En el encuentro, que reunió a nueve responsables del área social de las cuatro provincias y de distintos países, se plantearon las necesidades que tiene la Orden de Agustinos Recoletos respecto a esta dimensión, así como líneas a seguir. En este sentido, la Comisión de Apostolado Social entiende que este trabajo, que se lleva a cabo en prácticamente todos los países en los que están presentes los religiosos, está unido a la acción de la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES. Precisamente el Prior general, Miguel Miró, que participó en la reunión, indicó a los presentes la necesidad de unir fuerzas para crear una red solidaria “que tenga autonomía, diversidad y que sea herramienta de comunión en el área social”. En este sentido, pidió evitar la “individualidad” de las obras sociales, planteando un nuevo paradigma de trabajo conjunto.

En la reunión también quedó patente que la situación de acción social de la Orden es amplia y variada, aunque desigual. Hay áreas más desarrolladas que otras, lo que implica que las exigencias no son las mismas para todos los países. En Venezuela, todos los ministerios de los Agustinos Recoletos son una obra social (educación, parroquias, atención sanitaria, programas de alimentación, apadrinamientos…). Es un ejemplo parecido al de Filipinas, donde la Orden cuenta con una ayuda extensa e integral en multitud de ámbitos. Las realidades de estos países contrastan con las de otros como Estados Unidos, donde existe la necesidad de crecer y ampliar la ayuda a otros lugares del país.

Con el objetivo de unificar todo este trabajo en el mundo, la reunión de la Comisión de Apostolado Social acordó la creación de un porfolio de obras sociales por países y provincias, incluyendo no solo su labor sino sus beneficiarios o su forma de financiación. Así, se podrá crear una estrategia internacional para fortalecer todo lo que ya se viene haciendo y ampliar los horizontes.

Para este fin, ARCORES cuenta con un papel esencial. No obstante, una de las dificultades de la Comisión es el escaso conocimiento que los religiosos tienen de la Red Solidaria Internacional, un proyecto nuevo e innovador en su forma de trabajar.

En la línea de lo que exige en este momento la Iglesia, el cuidado de la casa común es también prioritario. Es algo que afecta directamente a los pobres. El Prior general recordó que “el grito de la Tierra es el grito de los pobres, que son víctimas de una situación de explotación de la naturaleza”.

La Jornada de Corazón Solidario 2019 será un momento clave para conseguir estos objetivos: crear una conciencia social, unir esfuerzos en iniciativas conjuntas e instaurar el cuidado del medioambiente en el proyecto de cada comunidad.

 

El nuevo pastor agustino recoleto celebró su primera eucaristía como obispo auxiliar de San Juan de Cuyo en la catedral de San Juan Bautista, acompañado de obispos agustinos recoletos y religiosos

Sin que se hubieran cumplido 24 horas de su ordenación episcopal, Monseñor Carlos María Domínguez se ‘estrenó’ como obispo auxiliar de San Juan de Cuyo el domingo 30 de junio. El nuevo pastor agustino recoleto presidió su primera eucaristía acompañado -como el día anterior- de obispos y religiosos, y arropado por decenas de personas que abarrotaron la catedral metropolitana.

Las primeras palabras del obispo auxiliar fueron destinadas, en tono familiar y jocoso, al arzobispo de San Juan de Cuyo, Jorge Eduardo Lozano, a quien agradeció cederle en su primer día la cátedra. Y es que esta situación no es normal. Ante él y ante todos los presentes mostró su felicidad por vivir este momento tan especial allí. “El Señor nos va llevando por un montón de lados y ha llegado el momento de venir hasta San Juan”, dijo.

Carlos María Domínguez dedicó parte de su primera homilía al Evangelio, que, en el primer domingo del tiempo ordinario, comentaba el encuentro de Jesús con varias personas que recibieron el ofrecimiento de seguirle. El nuevo obispo afirmó que “Jesús nos enseña que debemos salir al encuentro de la voluntad del Padre”.

En este encuentro puede haber “aparentemente” fracasos al realizar la labor evangelizadora. Citando al Cardenal Pironio, interpeló: “Aunque aparentemente fracasemos, en el nombre de Dios nunca fracasamos porque ese aparente fracaso está dentro de los planes de Dios”. Por ello, indicó que “Jesús nos enseña a no desanimarnos sino a replantear nuestra estrategia”.

Acabó su comentario al Evangelio con un mensaje motivador: “Como discípulos, no podemos vivir del pasado sino mirar al frente y llenarnos de esperanza”.

El nuevo obispo aprovechó posteriormente para agradecer la presencia de obispos y religiosos que tanto en su ordenación como en su eucaristía estuvieron con él, y despedirse de ellos. Domínguez recordó a los 11 obispos agustinos recoletos, así como al Prior general de la Orden de Agustinos Recoletos.

Especialmente emotivo fue cuando se dirigió al Prior provincial de la Provincia Santo Tomás de Villanueva, Miguel Ángel Hernández. Recordó una publicación de despedida que el Prior provincial había realizado recientemente en una red social y le dijo: “Cuando uno a otro le une Jesús, los caminos se pueden distanciar, pero no se separan nunca porque con Jesús siempre permanecemos unidos”.

A todos los religiosos agustinos recoletos, Domínguez mandó un mensaje claro: “Yo voy a ser siempre agustino recoleto; no nací siendo fraile pero quiero morir siendo fraile y ahora también obispo”. Anteriormente había afirmado que “no es fácil cuando la Iglesia le pide a un religioso ser obispo porque ser obispo implica dejar la vida religiosa”. No obstante, mostró su alegría por tener referentes de buenos obispos que también vivieron este carisma, como San Ezequiel Moreno y Santo Tomás de Villanueva

No ocultó su felicidad por la labor encomendada por el Papa Francisco. A los laicos les dijo que “hemos vivido tantas cosas fuertes en nombre de Jesús, que vivir lo que vivimos ayer (la ordenación episcopal) parece un sueño”. También recordó con cariño a las Misioneras Agustinas Recoletas y a las Agustinas Recoletas, especialmente a las beatas Cari y Esther, las dos religiosas agustinas misioneras asesinadas en Argel en 1994, a las que pidió su intercesión.

A todos, al final de su primera homilía, Carlos María Domínguez pidió que siguieran acompañándoles a través de la oración.

 Primera eu.jpg

 

El sábado 22 de junio, después de la celebración Eucarística presidida por Fray Jairo Soto, Prior del Convento de Nuestra Señora de la Candelaria en Ráquira, Boyacá y acompañados por miembros de su familia, recibieron sepultura: don Ignacio Ramírez Camelo, qepd, hermano General de la Orden y su esposa Anita Camelo, qepd. Fue una ceremonia sencilla pero muy sentida, donde se destacó, la fe y el servicio de nuestro buen “Nachito”. Que Dios los tenga en su santa Gloria.