Juventud Agustino Recoleta

Juventud Agustino Recoleta (87)

Viernes, 16 August 2019 10:14

Corazón inquieto en Suba

Escrito por

Desde mañana 17 hasta el 19 de agosto en la parroquia de la Inmaculada Concepción de Suba, se realizará el retiro juvenil "CORAZÓN INQUIETO". Estamos agradecidos y bendecidos por nuestros jóvenes de Corazón inquieto que con entusiasmo y valentía se preparan para esta oportunidad de conocersen mejor. Nos encomendamos a nuestro patrano San Agustín, para que este evento sea una experiencia satisfactoria y nos llene aún más de amor a Dios. Les pedimos a todos que eleven sus oraciones para que nuestro señor Jesucristo nos colme de fe y alegria en este retiro JAR.

Para mayor información: 3118164805

Corazón inquieto en Suba.jpg

Viernes, 12 July 2019 15:35

RETIRO ESPIRITUAL

Escrito por

Gracias al exitoso 1er Retiro espiritual JAR el cual contó con la asistencia de 21 jóvenes de la parroquia San Nicolás de Tolentino, Agustiniano Norte Bogotá, se ha abierto oficialmente la convocatoria para el Retiro espiritual CORAZÓN INQUIETO” al cual estan invitados todos los jovenes estudiantes de los Colegios Agustinianos.

FECHA: Viernes 19 al domingo 21 de julio

LUGAR:  Casa de Ejercicios Espirituales Emaus Carrera 80i No. 65 – 40 Sur. Bogota D.C.

Para mayor información: 3118164805

Retiro espiritual “CORAZÓN INQUIETO - copia.jpg

Miércoles, 10 July 2019 10:22

“CORAZÓN INQUIETO”

Escrito por

Del 4 al 7 de julio en la finca Santa Mónica, ubicada en la Vega, Cundinamarca, se realizó el 1er Retiro espiritual JAR “CORAZÓN INQUIETO” con 21 jóvenes de la parroquia San Nicolás de Tolentino, Agustiniano Norte Bogotá, coordinados por los Frailes Andrés Aguilera Romero, Jeison Javier Barrios Simancas y Juan de Dios Tibocha Restrepo.

 “CORAZÓN INQUIETO”2.JPG

Miércoles, 10 July 2019 09:32

CAMPAMENTO

Escrito por

Del 1 al 5 de Julio, el grupo de acólitos, JAR, Madauray Tolle lege de la parroquia San Agustín, Bucaramanga, partieron para el Desierto de la Candelaria a la experiencia del Campamento Agustiniano. En ambiente de oración y diversión, vivieron un Casiciaco un total de 36 niños y jóvenes, 15 padres de familia y los Frailes Sergio Gerena y Óscar Carrizales asesor JAR. Luego de cuatro días de trabajo partieron a Paipa y regresaron a Bucaramanga. Dios permita dar frutos de crecimiento espiritual en esta comunidad parroquial.

 

Los jóvenes de las JAR de Bogotá celebraron recientemente un día de retiro para reflexionar sobre la Pascua y profundizar en su vida comunitaria. Para muchos, ha sido una experiencia única en la que se han encontrado con Jesús Resucitado

El tiempo de Pascua que ha concluido ha sido una oportunidad para buscar a Dios, vivo y presente en la vida cotidiana. Los jóvenes de las JAR de Bogotá (Colombia) así lo hicieron. Semanas después de la Pascua, celebraron un retiro en el que profundizaron en su encuentro con Dios, o incluso lo tuvieron. 

El agustino recoleto Andrés Aguilera, que acompaña a los grupos JAR de la capital colombiana, explica que el retiro tenía como objetivo «que se sientan más jóvenes agustinos recoletos». La actividad buscaba además «que se conozca entre ellos, que vivan una experiencia de fraternidad y con Jesús», a través de la palabra y de la eucaristía, pero además a través de su propio ‘yo’.

Y esto se cumplió. Después de varias horas de reflexión, adoración y también diversión, Laura afirma que «tuvimos un encuentro con Jesús». Asegura que ella se dio cuenta de que debía deshacerse de todo lo que no necesitaba en su vida. En este sentido, otro de los jóvenes apunta que «podemos tener muchas cosas en la vida, pero sin Él no vamos a encontrar la verdadera felicidad». 

En este encuentro, los jóvenes no estuvieron solos. Además de los religiosos que suelen realizar el acompañamiento -aun en fase de formación-, estuvieron junto a ellos las monjas agustinas recoletas y las misioneras agustinas recoletas. Ambas coinciden en que fue una «suerte» compartir con los jóvenes. De esta forma, los jóvenes de Bogotá han fortalecido su fraternidad. Y es que, como dice Armando, otro de los jóvenes, «ser JAR es más que un grupo, es tener una familia».  

Del 21 al 24 de junio, Fray ANDRES AGUILERA ROMERO y las hermanas EVA VILLA Y HUARANI ESPARZA, monjas agustinas recoletas de vida contemplativa, participaron en la ciudad de Medellín en el XXXVII Congreso nacional de jóvenes, que organizó la Arquidiócesis, con lema “envíame a mí, yo seré tu mensajero” «Is. 6,8»

medellin2.jpg

 

medellin3.jpg

medellin4.jpg

 

medellin5.jpg

 

Martes, 25 June 2019 09:48

Un carisma juvenil

Escrito por

La Orden de Agustinos Recoletos tiene una propuesta para los jóvenes laicos. En las Juventudes Agustino Recoletas, los jóvenes viven el carisma Agustino Recoleto en su propio contexto juvenil.

JAR responde a las siglas de Juventudes Agustino Recoletas. Surgen como expresión, en el mundo de los jóvenes, del estilo y vida que San Agustín llevó y quiso que sus amigos y seguidores llevaran. Los jóvenes de nuestros grupos quieren seguir a Jesús a través del carisma de San Agustín. El movimiento JAR es una organización católica e internacional juvenil, enmarcada dentro de la estructura de la Orden de Agustinos Recoletos, y presente en muchos de los países donde los religiosos desarrollan su labor pastoral.

Jóvenes
Las notas distintivas de las JAR son:

1. Orante

Los miembros de JAR desarrollan un proceso de conversión continua, por el cual, saliendo de la dispersión y la exterioridad, entran dentro de sí mismos para encontrarse en oración con Dios que los está esperando.

2. Comunitaria

Las JAR intentan revivir la experiencia de la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén, en el estudio vivencial de la Palabra, la fidelidad en la Fracción del Pan, la solidaridad con los necesitados y la comunión íntima de sus miembros en verdadera amistad y fraternidad, según la experiencia carismática de san Agustín y de la Recolección en total sintonía y colaboración con los pastores de la Iglesia.

3. Misionera

Esta dimensión de las JAR implica una total disponibilidad al servicio de la Iglesia colaborando activamente en las misiones y demás ministerios de toda la familia Agustino Recoleta.

4. Mariana.

Las JAR nacen bajo el amparo de la Virgen María, Madre de la Consolación y a ella encomiendan los jóvenes sus actividades y su misma vida.

5. Agustiniana

Siguiendo los ejemplos de los santos y religiosos modelos de toda la familia Agustino Recoleta, la enriquecen con su juventud y dinamismo y permanecen en sintonía con todos sus miembros.

 

¿Para qué JAR?

Este movimiento surge por el deseo de los Agustinos Recoletos y la llamada de la Iglesia a compartir el carisma propio con los jóvenes, para ayudarlos de esta forma en su respuesta a la llamada que Dios hace a todo ser humano.
Sus fines son:

1. La formación de sus miembros para que vivan la vocación y espiritualidad cristianas de acuerdo con sus notas distintivas.
2. La vivencia y difusión del pensamiento y valores de san Agustín y de la tradición recoleta.
3. El apostolado mediante el testimonio de la vida y el trabajo por la evangelización.
4. La construcción de la civilización del amor según los valores cristianos, con toda clase de medios apropiados a su condición y edad.
5. La promoción de las personas y los grupos sociales necesitados.
6. La colaboración en las actividades de la familia Agustino Recoleta.

 

Viernes, 14 June 2019 14:48

JAR Panamá

Escrito por

En Kankintú, Panamá se llevó acabo el Primer retiro espiritual para jóvenes de Guabito y Kankintú, coordinados por Fray Jhon Fredy Reyes Campo; la ilusión es poder iniciar lo más pronto posible el trabajo del itinerario JAR.

JAR Panamá.jpeg

Viernes, 14 June 2019 09:22

Mirada limpia

Escrito por

El agustino recoleto José Manuel Cambero reflexiona en este artículo sobre la mirada de los jóvenes

Continuamente veo miradas limpias, resplandecientes, sinceras, buscadoras del saber, serenas, tranquilas… Están en las caras de nuestros alumnos y de nuestras alumnas: miras sus ojos y estos sonríen, enfocan la vida de frente, con esperanza.

Soy muy afortunado porque la misión que me han encomendado tiene que ver con la educación. Puedo constatar diariamente esa ansia por saber y crecer, por vivir y soñar, por servir y creer. Las risas, las confidencias entre amigos, el trato amable entre compañeros, preguntar lo que esperan aprender, investigar y buscar en la red aquello que desean comprender… dialogar y pensar… Todo eso es labor de nuestros alumnos. Tengo la suerte de poder verlos en varios de nuestros colegios y constato y confirmo con otros compañeros que tienen mi misma suerte su afabilidad, su inquietud y su mirada limpia.

A veces, en los momentos de bajada, nos preguntamos si los jóvenes están siendo educados correctamente, si estamos acertando en los modos y en el contenido, si estamos siendo capaces de transmitir valores, virtudes… Evangelio vivo. Pensamos, oramos en silencio, creemos saber sin conocer a fondo el mundo que les rodea, porque es su momento de juventud. Incluso existen quienes se piensan eternamente jóvenes, copartícipes de un momento de la historia personal de ellos, creyendo que entienden qué ocurre en su interior.

Descubre su mirada: fíjate en la alegría y en la sinceridad que irradia; en que se sienten seguros en nuestros entornos educativos, tranquilos, serenos, limpios. Constantemente agradezco a Dios vivir estos continuos días de trabajo rodeado de miradas inquietas, instigadoras de sinceridad, exigentes de verdad, ansiosas de creencias firmes, hambrientas de eternidad.

José Manuel Cambero OAR

#UnaPalabraAmiga

«Música para la vida» es un proyecto de musicoterapia de dos jóvenes de las JAR de Chihuahua que pretende reavivar la esperanza en niños enfermos de cáncer. «Esta terapia busca despertar en ellos el interés por ir al hospital»

Leslie Rey es miembro de las JAR de Chihuahua (México). Cuando comenzó a trabajar en el Hospital Infantil de Chihuahua con niños enfermos de cáncer, hace ya más de cuatro años, se dio cuenta de algo: «Los chicos iban perdiendo el sentido de la vida, dejaban de ser niños». Las duras sesiones de quimioterapia les robaban la sonrisa de su cara. Desde entonces, cuenta Leslie que quería llevar a cabo algún proyecto que «marcara la diferencia» en el hospital. 

El caso de Jennifer terminó de rematar su idea. Jennifer era una niña de cuatro años que sufría leucemia. Siempre que iba al hospital, le gustaba jugar con una guitarra de juguete. «Le hacía ilusión aprender clases de música», recuerdo Leslie, a quien le sorprendió la ocurrencia de la pequeña que, con tan poca edad, razonara con esa lucidez. Pensando sobre esto, la joven le contó la historia a Roberto Mendoza, también miembro de las JAR de Chihuahua. Así, juntos, definieron y comenzaron a trabajar en una idea que ambos entendían como una necesidad.

Jennifer falleció y no podrá conocer el proyecto que, en gran medida, surgió de ella. Se llama «Música para la vida», un plan de musicoterapia que dos jóvenes de las JAR pondrán en marcha próximamente en el Hospital Infantil de Chihuahua para los niños con cáncer. En él llevan trabajando un año. Su propuesta ha sido premiada en un concurso de proyectos de emprendimiento social y, gracias a esa retribución, podrán comenzar en las próximas semanas.

Una ayuda contra el cáncer…

Roberto explica el proyecto como una terapia alternativa a su tratamiento. «La quimioterapia es bastante fuerte para los pequeños y por eso no quieren ir al hospital», explica. «Esta terapia busca despertar en ellos el interés por ir al hospital». El objetivo es llevarle la música a los niños de la planta de oncología del centro y que activen sus cualidades psicomotrices y psicológicas.

Este tipo de prácticas ya se llevan a cabo en otros lugares. «Además de que está comprobado científicamente que estimula el cerebro, ayuda a que no se desmotiven con la quimioterapia», indica Roberto. 

Y es que cuando los niños están felices, su recuperación es más fácil. Cuando están tristes y pierden las ganas de luchar, no les ayuda a vencer el cáncer. E indirectamente también ayuda a la familia, que afronta la situación de forma más animada cuando ven a los niños felices. 

… y para el alma

Pero «Música para el alma» no es solo una ayuda al tratamiento. También es un apoyo al alma de sus creadores. «Nos genera un beneficio en el corazón», afirma Roberto. Este proyecto pretende llevar «amor al prójimo, como hemos aprendido en las JAR», dice Leslie. 

La musicoterapia es también una forma de apostolado para estos dos jóvenes de las JAR. Roberto dice rotundo: «Con la música llevamos a Jesús a los niños con cáncer». Afirma Leslie que su formación en las Juventudes Agustino Recoletas les ha enseñado «que toda la energía no se puede quedar en nosotros sino que debemos transmitirla». 

Para su comunidad JAR, este proyecto permite, «ver -según Roberto- que todos podemos ayudar y crear ese espacio para la ayuda». 

El proyecto se hará realidad

A través de Héber Hermosillo, también de las JAR de Chihuahua, decidieron presentarse al concurso ‘Emprende por un cambio social’, organizado por Celiderh y FECHAC (Fundación del Empresariado Chihuahuense). «Planteamos el proyecto en el concurso entre otros 150 proyectos; de ahí quedaron 50 y después 15», relata Leslie. 

«Música para la vida» ha sido premiada con $20.000 en segunda posición. El proyecto de Roberto y Leslie se hará realidad cuando adquieran con esa cantidad los materiales que necesitan los creadores para llevar a cabo su actividad y los pequeños enfermos para recuperar la alegría que el cáncer les pueda arrebatar.

 

InicioAnterior1234567SiguienteFinal
Página 1 de 7