Martes, 23 April 2019 08:31

Notre Dame no es sólo un edificio Destacado

Escrito por
Valorar este artículo
(0 votos)

El 15 de abril un incendio ha devorado parte de la catedral de Notre Dame. Las imágenes de las llamas en una de las catedrales más importantes han sido impactantes. Sobre esto reflexiona el agustino recoleto Antonio Carrón

Por lo general, no solemos valorar suficientemente las cosas hasta que las perdemos. Y la experiencia de ver Notre Dame en llamas ha supuesto contemplar cómo algo valioso se nos iba con la impotencia de no poder hacer algo para remediarlo. Joya del gótico, testigo de más de ocho siglos de historia europea, Patrimonio de la Humanidad y uno de los lugares más visitados de Francia. Pero Notre Dame no es sólo un edificio. Las catedrales han sido reflejo del esfuerzo y aportación de todo un pueblo, foco cultural, escuela de vanguardia, lugar de cobijo y, ante todo, espacio sagrado. Hablar de Notre Dame, como hablar de otras muchas catedrales y lugares sagrados del mundo es mucho más que hablar de arte o de historia. Ha sido conmovedor contemplar a cientos de parisinos rezar frente a su Notre Dame en llamas. No sólo es un edificio, sino que supone un testimonio de fe en el que hunde sus raíces la cultura europea. Notre Dame conforma la identidad de Francia y de Europa, cuyas historias estarían incompletas sin esta obra iniciada en la pequeña isla de Cité en 1163. Y Notre Dame nos interpela hoy a preguntarnos por el significado de los edificios que son más que edificios: edificios y obras artísticas que no se pueden cuantificar económicamente y cuyo valor sólo se mide desde el corazón. Contemplar Notre Dame en llamas nos ha removido a todos y no deja de ser una llamada de atención, una necesidad de mirar a los fundamentos de nuestra cultura, de nuestra fe, y cuidarla, porque es frágil.

En un Lunes Santo el techo de Notre Dame caía y siglos de historia ennegrecían en la madera y piedra calcinada. Las llamas se avivaban mientras la oración continuaba como pidiendo un milagro. Pero el milagro ya estaba presente, porque Notre Dame no es sólo un edificio… y seguirá dando vida. En un Lunes Santo, camino hacia la Pascua, aun entre llamas, Notre Dame sigue siendo escuela de fe, cultura y de vida, porque no es sólo un edificio.

Antonio Carrón de la Torre OAR

#UnaPalabraAmiga

 

Leído 140 veces